El yoga reduce hasta un 25% el riesgo de caídas en personas mayores


Casi un tercio de las personas mayores de 65 años y más de la mitad de las personas mayores de 80 tienen una caída al menos una vez al año.



Un estudio realizado por un grupo de especialistas encabezados por Garry A Tew del Departamento de Deporte, Ejercicio y Rehabilitación de la Universidad de Northumbria en el Reino Unido, coincide en que la práctica de Hatha Yoga puede ser una opción adecuada para prevenir caídas entre los adultos mayores, porque ayuda a desarrollar la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad en distintos planos de movimiento. Además, concede importancia a los ejercicios respiratorios, la concentración o meditación y la relajación, lo que reduce la ansiedad y la depresión.

Los adultos mayores de 60 años que permanecen físicamente inactivos tienen más riesgo de caídas, limitaciones funcionales, discapacidad y problemas mentales.

Las caídas y las lesiones relacionadas con caídas pueden cambiar la vida y provocar una discapacidad crónica, la admisión a una vida asistida o la muerte. Una caída también puede precipitar el miedo a caer, lo que puede llevar a la restricción de la actividad y, por lo tanto, a la pérdida de condición física. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de futuras caídas en un círculo negativo constante.



Contra la caída, movimiento


En el estudio liderado por el mismo equipo del Dr. Tew, se realizaron sesiones supervisadas por profesores, de tal forma que cada participante pudiera encontrar una variante adecuada y segura. Por ejemplo, ante un ásana de flexión del tronco, se indicó a los mayores con osteoporosis que solamente flexionaran las caderas, y no la totalidad del tronco; a los asistentes con hipertensión se les adaptaron las posturas para que la cabeza nunca estuviera por debajo del corazón; y a las personas con demencia se les animó a que fueran recordando pequeñas secuencias de asanas encadenados, ayudándose para ello en el tarareo de alguna canción de su infancia. La mayor parte del tiempo los participantes estuvieron sentados en sillas, bajo una modalidad adaptada que permitía no ponerlos en riesgo.

El grupo que recibió las clases de yoga tuvo mayor sensación de bienestar psico-físico transcurridos los tres meses de práctica en comparación con el grupo de control.

“El yoga es una práctica de cuerpo y mente que generalmente implica una combinación de posturas físicas, ejercicios de respiración y concentración/meditación -explica Tew- . El yoga se ha convertido en un medio popular para promover el bienestar físico y mental y se ha demostrado que mejora la calidad de vida relacionada con la salud en las personas mayores.



Conclusiones


Las evidencias del ensayo del Dr Tew entre otras cosas concluyen que:1 Un programa semanal de yoga adaptado en grupo con práctica en el hogar parece ser una actividad segura, factible y aceptable para adultos mayores con una amplia gama de comorbilidades, lo que puede conducir a mejoras en la función física y el bienestar mental y social. La siguiente liga lleva al estudio completo:

https://bmcgeriatr.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12877-017-0520-6







 


PRÓXIMAS CERTIFICACIONES de Younger for Longer Yoga® :

https://www.youngerforlongeryoga.com/certificacionesparamaestros



 





Referencias:


https://bmcgeriatr.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12877-017-0520-6


https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2020/10/02/un-nuevo-estudio-indica-que-el-yoga-reduce-hasta-un-25-el-riesgo-de-caidas-en-personas-mayores/