• Idalia Rivera

A veces, hasta que hay una fractura nos enteramos que tenemos osteoporosis






Un estudio dirigido por el Doctor Loren M. Fishman, de la Universidad de Columbia, reunió evidencia que prueba que practicar Yoga ayuda a tener huesos más fuertes y que podría ser una buena terapia para quienes padecen osteoporosis.
"El yoga, al oponer un grupo muscular contra otro, estimula la formación de osteocitos, y esto aumenta la masa ósea", subrayó el experto Dr. Fishman. Pero lo más importante es su efecto preventivo, pues al mejorar la estabilidad y el equilibrio disminuye el riesgo de caídas y consecuentes fracturas.



¿Qué es la Osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos pierden densidad por lo cual se vuelven frágiles y más propensos a romperse (fracturarse). Un diagnóstico de osteoporosis significa que usted está en riesgo de sufrir fracturas, incluso con actividades diarias, accidentes menores o caídas.


Sus huesos cambian Su cuerpo necesita los minerales calcio y fósforo para producir y mantener los huesos sanos.

  • Durante la vida, el cuerpo siempre está reabsorbiendo hueso viejo y creando hueso nuevo. Todo su esqueleto se reemplaza aproximadamente cada 10 años, aunque este proceso es más lento a medida que envejecemos

  • Siempre y cuando su cuerpo tenga un buen equilibrio de hueso nuevo y viejo, sus huesos permanecerán sanos y fuertes.

  • La pérdida ósea se produce cuando se reabsorbe más hueso viejo que el hueso que se crea nuevo.


Algunas veces, la pérdida ósea se produce sin ninguna causa conocida. Tener cierta pérdida ósea por la edad es normal para todos. Otras veces, la pérdida de hueso y los huesos delgados son hereditarios. En general, las mujeres blancas y de edad avanzada son más propensas a tener pérdida ósea. Esto incrementa el riesgo de tener fracturas. Los huesos quebradizos y frágiles pueden ser causados por cualquier cosa que provoque que su cuerpo destruya demasiado hueso, o que impida que su cuerpo produzca suficiente hueso. Los huesos débiles pueden fracturarse fácilmente, incluso sin una lesión evidente. La densidad mineral ósea no es el único indicador de cuán frágiles están los huesos. Existen otros factores desconocidos relacionados con la calidad ósea que son tan importantes como la cantidad ósea. La mayoría de los exámenes de densidad ósea solo miden la cantidad ósea.




El envejecimiento y la pérdida ósea A medida que usted envejece, el cuerpo puede reabsorber calcio y fósforo de los huesos en lugar de conservar estos minerales en ellos. Esto hace que los huesos sean más débiles. Cuando este proceso alcanza una cierta etapa, se le llama osteoporosis.

Muchas veces, una persona se fractura un hueso incluso antes de saber que tiene pérdida ósea. Para el momento en que se produce una fractura, la pérdida de hueso es grave.


Las mujeres mayores de 50 y los hombres mayores de 70 años tienen un mayor riesgo de osteoporosis que los hombres y mujeres más jóvenes.

  • Para las mujeres, la disminución de los estrógenos en el momento de la menopausia es una causa importante de pérdida ósea.

  • Para los hombres, la disminución de la testosterona a medida que envejecen puede causar pérdida ósea.





Su estilo de vida y la pérdida ósea Su cuerpo necesita vitamina D y calcio, al igual que suficiente ejercicio para crear y mantener los huesos fuertes. Su cuerpo tal vez no produzca suficiente hueso nuevo por ejemplo si:

  • Usted no consume suficientes alimentos ricos en calcio

  • Su cuerpo no absorbe suficiente calcio de los alimentos que consume

  • Su cuerpo elimina en la orina más calcio de lo normal

Ciertos hábitos pueden afectar los huesos:

  • Tomar alcohol. Demasiado alcohol puede dañar sus huesos. También puede ponerlo en riesgo de caerse y romperse un hueso.

  • Fumar. Los hombres y las mujeres que fuman tienen huesos más débiles. Las mujeres que fuman después de la menopausia tienen incluso una mayor probabilidad de sufrir fracturas.

  • Sedentarismo. No hacer ejercicio está relacionado con una masa ósea menor y huesos más débiles.

Las mujeres más jóvenes que no tienen periodos menstruales durante mucho tiempo también tienen un mayor riesgo de pérdida ósea y osteoporosis. El bajo peso también se vincula con la pérdida ósea y debilidad ósea. Hacer ejercicio está relacionado con una masa ósea mayor y huesos más fuertes.


Trastornos y la pérdida ósea

Muchas afecciones prolongadas (crónicas) pueden mantener a una persona confinada a una cama o silla.

  • Esto impide que se usen los músculos y los huesos de las caderas y la columna vertebral o que se levante algún peso.

  • El hecho de no poder caminar o no poder hacer ejercicio puede conducir a pérdida ósea y fracturas.

Otras afecciones que también pueden conducir a pérdida de hueso son:

  • Artritis reumatoidea

  • Enfermedad renal crónica

  • Hiperparatiroidismo

  • Diabetes

  • Trasplante de órganos

Algunas veces, los medicamentos que tratan ciertas afecciones pueden causar osteoporosis. Algunos de estos son:

  • Tratamientos de bloqueo hormonal para el cáncer de próstata o el cáncer de mama

  • Algunos medicamentos que se utilizan para tratar convulsiones o epilepsia

  • Medicamentos esteroides, si se toman por vía oral todos los días por más de tres meses, o se toman varias veces al año

Cualquier tratamiento o afección que cause una absorción insuficiente del calcio o la vitamina D puede también llevar a que se presenten huesos débiles. Algunos de estos son:

  • Derivación (bypass) gástrica (cirugía para bajar de peso)

  • Fibrosis quística

  • Otras afecciones que impidan que el intestino delgado absorba bien los nutrientes

Las personas con trastornos alimentarios, como anorexia o bulimia, también tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis.



¿Qué hacer? Hable con su médico sobre el riesgo de pérdida ósea y osteoporosis, y sobre cómo obtener la cantidad adecuada de calcio y vitamina D.

Y lo más simple pero efectivo: Incluya ejercicio o cambios en el estilo de vida



¿Ayuda practicar Yoga?

Estudios dirigidos por el Doctor Loren M. Fishman, de la Universidad de Columbia, reunieron evidencia de que la practica de Yoga ayuda a tener huesos más fuertes y que podría ser una buena terapia para quienes padecen osteoporosis.

"El yoga, al oponer un grupo muscular contra otro, estimula la formación de osteocitos, y esto aumenta la masa ósea", concluyó entre otras cosas el Dr. Fishman de la Universidad de Columbia | CU · Departamento de Rehabilitación y Medicina Regenerativa.



En general, ejercicios de bajo impacto, como el yoga y el taichí, ayudan especificamente a mejorar su equilibrio disminuyendo el riesgo de caídas, y consecuentemente a prevenir fracturas.





















Fuentes:

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000506.htm


https://www.researchgate.net/profile/Loren_Fishman


https://www.researchgate.net/publication/284094957_Twelve-Minute_Daily_Yoga_Regimen_Reverses_Osteoporotic_Bone_Loss






www.yogaconidalia.com